Víctimas del incendio intencional de Trio Village buscan ayuda en Belmopan


El jueves de la semana pasada al menos cinco viviendas fueron quemadas intencionalmente en Trio Village. De acuerdo al informe de la policía, cinco hombres llegaron en una camioneta Mahindra y prendieron fuego a las casas de un grupo de agricultores.

Mientras las averiguaciones policiales continúan, los habitantes de Trio aseguran que los delincuentes actuaron por órdenes de un terrateniente de origen chino que había comprado las tierras donde estaban asentados los afectados. Luego de ver la destrucción de las cinco casas, el resto de la comunidad está tratando de regularizar la propiedad de la tierra, lo que varias administraciones del Gobierno ha prometido hacer, pero que ninguna ha cumplido.

Ayer, un grupo de miembros del Comité de Agricultores de Trio, viajó de Toledo a Belmopan para tratar de conseguir una audiencia con el Primer Ministros, Dean Barrow. Estas personas cuentan que en septiembre le escribieron una carta, luego de recibir una comunicación de los abogados del terrateniente chino donde les exigían la desocupación las tierras para finales de ese mes. Aparentemente la misiva enviada a Barrow nunca llegó a sus manos, ya que no fue contestada. Por lo que ahora buscan ser atendidos por él, lo cual fue imposible por ser el  Día del Gabinete.

David Hernández, uno de los habitantes de Trio Village, dice que luego de la quema de sus casas están tratando de obtener ayuda del Gobierno. Hernández cuenta que luego de que el Ministerio de Tierras hiciera algunas inspecciones en el lugar, el nuevo supuesto dueño les  obliga a irse.

Francis Sánchez, una de las representantes del sector agrícola de la región, cuenta que durante 30 años estas personas han cultivado la tierra y asegura que el gobierno estaba al tanto de su situación, pero aun así no se ha resuelto nada de lo que los agricultores han pedido. Ahora frente a los últimos hechos están buscando ayuda, especialmente para las personas afectadas por el incendio, quienes necesitan un refugio.

Julio Solarte, habitante de Trio Vilage, pide al gobierno que les soluciones su problema, ya que ellos son agricultores que con su trabajo buscan mantener a su familia llevando una vida honesta.

Las víctimas del incendio están esperando la visita de funcionarios de la Organización Nacional de Gestión de Emergencias para que realicen las evaluaciones pertinentes.