El clima pesa también en las proyecciones económicas del país


El clima es un factor determinante para Belice, capaz de agravar los problemas económicos, como ha ocurrido este año por efecto del huracán Earl, o que puede servir para recibir apoyos de importancia para que las autoridades tomen medidas de previsión de cara al futuro. Sólo este mes se han producido dos hechos a tomar en cuenta en este sentido, el apoyo ofrecido por el Fondo Verde para el Clima y las advertencias emitidas por la calificadora Moody’s.

El Fondo Verde para el Clima firmó acuerdos con el Gobierno de Belice para apoyar financieramente el fortalecimiento de la capacidad del país para avanzar en materia de preparación ante el cambio climático.

Al respecto Omar Figueroa, ministro de Estado de Agricultura, Pesca y Bosques, Medio Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, explicó que “el acceso al financiamiento para el clima es uno de los temas críticos para Belice, por lo que estamos muy agradecidos para obtener este programa de preparación”.

Los acuerdos preliminares apuntan a un apoyo de US $ 300.000 para estos fines.

En 2017, Belice será el escenario de un diálogo estructurado sobre cambio climático en un encuentro, a celebrarse en el primer semestre, que reunirá a representantes de los pequeños Estados insulares del Caribe y otras organizaciones.

Por otra parte, la calificadora Moody’s identificó a un grupo de países que podrían ser cada vez más afectados por el cambio climático, donde se incluye a Belice.

“Se espera que el cambio climático se convierta en un factor cada vez más dominante en nuestro análisis de los perfiles de crédito” de países que son más susceptibles a sus efectos en las próximas décadas, señaló la firma.

dolares

En esta clasificación entra Belice, que tiene una deuda elevada y con calificación Caa2, por lo que es visto como un país vulnerable ante los efectos del cambio climático.

Los gobiernos son la primera línea de defensa en la respuesta al cambio climático, dijo Moody’s.

La firma indica que en el corto plazo el cambio climático no tiene implicaciones para las calificaciones de deuda soberana, pero ejerce alguna influencia sobre los perfiles de crédito de los países más susceptibles a sus efectos. “Vamos a seguir de cerca la evolución del impacto”.

Esto es de gran importancia para Belice, cuya calificación de deuda fue recientemente degradada por la firma Standard & Poor’s.

Todo indica que este año la economía sufrirá una contracción de 1,5% del Producto Interno Bruto debido en parte a los daños que dejó el huracán Earl sobre la infraestructura y particularmente sobre varias actividades productivas.