Abuela asesinada en Stann Creek


Una mujer salvadoreña de 63 años fue hallada enterrada en el patio trasero de su casa en Dangriga. Victoria Castillo estaba desaparecida desde el miércoles en la noche, aunque su familia pensó que había viajado a Guatemala a visitar a su hija, ya que no estaban en casa su pasaporte, ni otras pertenencias personales.

Los principales sospechosos de este caso son unos sobrinos, quienes habrían cometido el crimen para robar unos dólares a la víctima.

Victoria Castillo, era conocida como una devota cristiana, que siempre llegaba temprano a la Iglesia para abrirla, limpiarla y tenerla lista para las reuniones vespertinas y el servicio de los domingos. Por ello, la esposa del Pastor se preocupó cuando no llegó a la reunión del miércoles en la Iglesia.

Armede Padilla, amiga de la familia, se extrañó  cuando el miércoles pasó por la iglesia y el lugar estaba cerrado, al no verla llegar a las 6:30 p.m. la llamó a su teléfono, pero la llamada cayó directamente al correo de voz. Al no lograr contactarla, decidió llamar a Felipe Melendres, esposo de Victoria.

Melendres contó que al llegar a casa, la puerta estaba entreabierta, por lo que pensó que estaba afuera. Pero al ver que no volvía se preocupó y se dirigió a la Comisaría a hacer un informe por persona desaparecida. Luego de esto, familiares y amigos organizaron la búsqueda de Castillo.

El macabro descubrimiento fue hecho el sábado en la mañana por Gloria Castillo, hermana de la víctima, quien halló su cuerpo enterrado en una tumba bajo la sombra de unos plátanos.

De acuerdo a declaraciones de Ralph Moody, de la Policía de Dangriga, se evidenciaron heridas cortantes en el pecho de Victoria Castillo, y notaron que su cuello había sido parcialmente cortado, quedando sostenido solo con un poco de piel.

Familiares de la occisa sospechan que el cruel asesinato fue realizado por unos sobrinos del marido, que eran los que estaban con ella.

La policía está tras la pista de los sospechosos conjuntamente con la policía salvadoreña. Según la información suministrada por Felipe Melendres, sus sobrinos están en El Salvador, ya que este recibió una llamada de ellos diciendo que estaban allí y que tenían intenciones de volver a Belice.