FAO dará apoyo al país en lucha contra la pesca ilegal


Belice podrá, con apoyo de la FAO, dar pasos coordinados hacia la eliminación de la pesca ilegal, fortaleciendo sus mecanismos de control y las instituciones del sector, según lo informó ese organismo que es parte de la Organización de las Naciones Unidas.

Se trata de un nuevo proyecto de cooperación técnica que apoyará a once países de América Latina y el Caribe a acabar con la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

“La pesca ilegal no sólo amenaza la seguridad alimentaria y la sostenibilidad y conservación de los recursos pesqueros, sino también el bienestar económico de dos millones de personas que dependen de la pesca como su medio de subsistencia”, explicó Tito Díaz, Coordinador Subregional de la FAO para Mesoamérica.

Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú y República Dominicana también recibirán apoyo de este proyecto.

Zuleika Pinzón, Administradora de la Autoridad de Recursos Acuáticos y Pesqueros de Panamá destacó que con el apoyo de FAO los países de la región avanzarán para alcanzar una de las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que establece que antes del año 2020 se debe reglamentar la explotación pesquera y poner fin a la pesca ilegal y las prácticas de pesca destructivas.

fao

“Luchar contra la pesca ilegal permite conservar los ecosistemas marinos a través de una adecuada gobernanza y garantizar que las generaciones futuras puedan contar con los productos de la pesca para su seguridad alimentaria”, explicó Díaz.

Daños de todo tipo

Según la FAO, la pesca Ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) representa la mayor amenaza para la sostenibilidad de los recursos pesqueros a corto, mediano y largo plazo.

Aunque actualmente no existen datos regionales sobre el impacto de la pesca ilegal, pero a nivel global se estima que la pesca INDNR sustrae 26 millones de toneladas al año, valoradas en aproximadamente 23 mil millones de dólares, lo que equivale aproximadamente al 15% de la producción mundial registrada.
Mientras el valor de las exportaciones mundiales de peces ascendió a $US 148 mil millones (2014), se cree que el valor de la pesca INDNR alcanza un equivalente de entre el 7% y el 16% del monto total de exportaciones.

Además de las consecuencias económicas de la pesca ilegal, esta también tiene efectos sociales, ya que al disminuir el volumen de biomasa en las zonas pesqueras administradas se pone en riesgo los medios de vida de los pescadores y de otros actores del sector pesquero, agravando la pobreza. Según la FAO, en América Latina y el Caribe, más de 2 millones de personas dependen directamente de la pesca como medio de vida.

De acuerdo a la FAO, en general en América Latina y en las zonas económicas exclusivas de los países que la integran, la pesca ilegal se combate con vigilancia directa de las fuerzas armadas y de las autoridades pesqueras.