Belice negocia reestructuración de la deuda


La gravedad de la situación económica del país ha llevado al Gobierno a tomar la decisión de conversar con los tenedores de estos bonos en dólares emitidos por la nación con vencimiento en 2038, tomando en cuenta que las condiciones han cambiado con respecto a la fecha cuando fueron lanzados al mercado esos papeles de deuda pública, a fin de avanzar en una reestructuración de esta deuda.

En un comunicado oficial suscrito por el Secretario de Finanzas, Joseph Waight, se señala que Belice tiene la intención de reunirse con los inversionistas que poseen los bonos 2038, ya sea de forma individual o a través de un comité de tenedores de bonos si es la forma que eligen los inversionistas.

deuda

Los bonos 2038 bonos son los únicos papeles de deuda pública pendientes en los mercados internacionales. Vale decir que en marzo de 2013 el Gobierno de Dean Barrow negoció un canje de bonos con vencimiento en 2029 por unos nuevos papales, los “bonos 2038”, por un valor nominal 529,9 millones de dólares estadounidenses.

En este momento, según el comunicado, la gravedad de la situación lleva a las autoridades a intentar sostener encuentros con los inversionistas antes de que termine noviembre, a fin de “examinar las medidas necesarias” que permitan ajustar la situación de estos bonos antes de preparar el nuevo ejercicio fiscal 2017.

Según Waight, cualquier modificación en los términos de estos papeles de deuda que se acuerde con los tenedores de los bonos se debe aplicar antes de presentar al Parlamento el presupuesto para el año fiscal 2017.

En la argumentación para llevar adelante estas conversaciones para reestructurar los términos de la deuda, el Gobierno destaca el bajo crecimiento económico, el aumento del déficit fiscal, el deterioro de la situación de la balanza de pagos, y la disminución de los indicadores de la deuda soberana.

El lento crecimiento mundial ha exacerbado los retos de Belice, así como la fortaleza del dólar. Asimismo, el impacto del Huracán Earl, una disminución considerable de la producción de productos básicos, y sentencias arbitrales más onerosas de lo previsto impactan sobre el país.

El Gobierno de Belice cuenta en este proceso con Citigroup Inc., su asesor financiero en materia de reestructuración, y con Gottlieb Steen & Hamilton LLP., su asesor jurídico.