Destacan medidas del Banco Central de Belice contra delitos financieros


El Banco Central de Belice ha sido reconocido como una de las instituciones de la región de América Latina y El Caribe que ha adoptado soluciones ante los delitos financieros.

La firma SWIFT, que provee servicios de mensajería financiera segura, ha hecho este señalamiento en la antesala de la 50ª. Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

“Los bancos centrales de Belice, Bolivia, Costa Rica, Curaçao, Ecuador, Haití, Paraguay y República Dominicana, han implementado las soluciones de cumplimiento de delitos financieros, incluyendo The KYC Registry y Sanctions Screening de SWIFT”, informó.

Lyndon Guiseppi, presidente de Belice Bank Ltd., ha explicado que esa entidad ha sufrido también los efectos de este fenómeno. Sin embargo, ha señalado que se están “encontrando soluciones” para solventar los problemas generados y poder garantizarles a los clientes servicios vinculados con manejo de capitales fuera del país.

El tema es fundamental, tomando en cuenta que varios grandes bancos internacionales se han replegado de mercados emergentes, latinoamericanos y del Caribe, por temas ligados con las políticas de “de-risking”, en un intento por cercar la ruta internacional del crimen organizado y del lavado de dinero, aunque con severos impactos sobre los países afectados.

Las medidas de control a nivel global han hecho que instituciones financieras de países de América Latina y el Caribe, entre otras regiones del mundo, hayan perdido sus corresponsales en bancos de Estados Unidos, que son la vía para realizar operaciones internacionales desde sus oficinas locales.

Esto implica que instituciones financieras globales hayan cortado sus vínculos con bancos intermediarios o corresponsales en países que son percibidos como menos estables en materia de regulaciones.

stylized-examples

Según el Banco Mundial, el Caribe es la región del mundo más afectada por este proceso.

Sin embargo, la firma SWIFT destaca la labor que se ha venido realizando. “En un esfuerzo por mitigar el “de-risking”, o ser desconectado por las contrapartes externas, la comunidad financiera en toda América Latina ha dado estos importantes pasos para mejorar la transparencia y construir una mayor confianza con la comunidad financiera internacional”.

Fedra Ware, líder de la práctica de servicios de Cumplimiento para la Prevención de Crimen Financiero en América Latina de SWIFT, señala que “en algunas regiones, el fenómeno “de-risking” ha llegado a ser tan extremo que hoy en día los bancos tienen el reto de redirigir el problema, dado que el enfoque ha cambiado de ser un tema comercial a uno de inclusión financiera”.

A su juicio, “implementar los correctos controles de cumplimiento dentro de una organización, así como asegurar una mayor transparencia y colaboración entre entidades públicas y privadas, es fundamental para evitar estar en el extremo receptor de una decisión de de-risking”.

Según datos del Fondo Monetario Internacional sobre Belice, a marzo de 2016, dos de nueve bancos (que equivalen a 27% de los activos totales del sistema bancario) lograron mantener la figura intermediaria con todos los servicios bancarios.

El Banco Central de Belice ha perdido a dos de sus corresponsales en el exterior. El FMI señala que el tamaño total de los depósitos y préstamos en el país no se ha visto afectado, pero los depósitos movidos internacionalmente han disminuido de manera significativa.